Recetas

Una crema de alverjas

Tiempo de lectura: 1 minuto

Las alverjas o arvejas (o guisantes, como les dicen en España y otros lugares) son una planta delicada con flores que se autofecundan, que una vez polinizadas producen una vaina, una legumbre, que se llena con 4 a 10 frutos.  Existen muchas variedades, unas que se sostienen solas y otras que se deben colgar con hilos.  En Colombia se siembran en zona fría: bellos campos con surcos de plantas verdes, con palos de casi 2 metros de altura cada 10 metros que sostienen un alambre tenso del que se cuelgan las ramas de las plantas con varias hebras de hilo blanco.  Por eso son costosos: requieren mano de obra experta.

Esos frutos, verdes  y frescos, se pueden comer crudos cuando están tiernos o cocidos si están duros.  Cuando están secos, se tornan amarillos y deben remojarse.   Esta receta sabe mejor con alverjas tiernas.

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla blanca picada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 200 gramos de alverjas frescas
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • perejil
  • tomillo
  • laurel
  • agua

Preparación:

Pica y dora una cebolla.  Agrega vino blanco y agua, un atado de las hierbas y las alverjas.  Deja hervir un rato, condimenta al gusto, pon a licuar y sirve.  Opcional: añade queso de cabra en trozos (del tipo blanco y fresco).

Otros relacionados

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Te puede interesar:  Sopa Jaramillo

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más