Tiempo de lectura: 1 minuto

Este caldo es esencial en la alimentación tradicional de los japoneses, una de las poblaciones más sanas del planeta.  Por algo será.

Ingredientes:

Preparación:

Para preparar el caldo, usa 1 litro de agua, 4 cucharadas de pasta de miso (que es la soya fermentada y se consigue en tiendas naturistas; la cantidad dependerá de la marca), 4 a 5 cm de jengibre fresco, 3 dientes de ajo, zanahorias en trozos, ají según el gusto, 1 cucharadita de miel de abejas, el jugo de un limón, tamari (o salsa de soya baja en sodio). 

Para servir la sopa: 4 porciones de fideos de arroz, vegetales al gusto picados finamente: cebolla largaal menos, y otras opciones, como espárragos, hongos fritos, cilantro, pok choy, arvejas, huevo cocido al gusto y semillas de ajonjolí. 

Calienta el agua, agrega el jengibre en láminas, los dientes de ajo machacados, el ají y las zanahorias.  Hierve lentamente hasta que las zanahorias se ablanden (unos 15 minutos).  Si lo deseas, puedes desechar el jengibre y los dientes de ajo.  Apaga el fuego y añade la pasta de miso, el jugo de limón y el tamari. 

Cocina los fideos según las instrucciones en el empaque (muchas veces basta con ponerlos en agua hervida por unos 4-5 minutos).  Divide los fideos en 4 tazones.  Añade a cada plato los vegetales deseados. 

Agrega el caldo bien, bien caliente y rocíalo con semillas de ajonjolí y cilantro.

Otros relacionados

Health Coach del Institute for Integrative Nutrition de New York. Maia ayuda a las personas a encontrar un mejor equilibrio en salud y bienestar trabajando a través del estilo de vida y los problemas de la dieta de manera integral.

Te puede interesar:  Chuletas de cordero

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más