Ansiedad Depresión Mejor salud Mejor sentirme Tratamientos

¿Qué puedes hacer para los calores de la menopausia? Un camino natural y seguro

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los tratamientos convencionales como las Terapias de Reemplazo Hormonal de estrógenos con o sin progestinas, o los moduladores selectivos del receptor de los estrógenos conllevan riesgos a largo plazo y producen efectos secundarios.  Existen otros tratamientos farmacológicos con antihipertensivos y con inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS).  Ambos tratamientos podrían ser recetados por su doctor.

Como alternativas, vale la pena probar con remedios naturales y tratamientos con extractos botánicos seguros.

Prueba los siguientes remedios naturales y tratamientos para la menopausia, incluidas las hierbas:

  • Isoflavonas de la soya:  Son substancias de las plantas que funcionan como la hormona 17ß-estradiol o que producen efectos estrogénicos. En otras palabras, reemplazan los estrógenos naturales ayudando a equilibrar los niveles hormonales.  Se consiguen en alimentos naturales de soya en lugar de suplementos.  Puede elegir entre tofu, leche de soya, nueces de soya tostadas o tempeh.  Entre 10 y 15 gramos de proteína de soya diarios son suficientes.
  • Lignanos de la linaza molida.  Estos son otros moduladores del metabolismo hormonal.  Tome entre 1 y 2 cucharadas diarias. Para asegurar el máximo efecto, podría comprar la linaza en pepa, guardarla en la nevera y moler las 2 cucharadas en un molinillo de café cada día.
  • Cumestanos de los germinados. Este es otro grupo de substancias de las plantas que ayudan a regular el metabolismo de los estrógenos.  Se encuentran en los germinados de alfalfa, soya y trébol.
  • Dong quai. (Angelica sinensis). Es usada en la medicina tradicional China y también en Occidente para mantener el equilibrio natural de las hormonas femeninas.  No tiene actividad estrogénica y contiene ácido ferúlico y otros compuestos que ayudan a estabilizar los vasos sanguíneos.   No debe tomarse si está experimentando sangrado abundante.  Es una hierba que es efectiva cuando se toma con otras más, a una dosis de 9 a 12 gramos diarios.
  • Cohosh negro. (Cimicifuga racemosa o Actaea racemosa).  Aunque el mecanismo por el cual actúa es objeto de discusión, pues se piensa que tiene actividad antiestrogénica pero también que tiene actividad parecida a los estrógenos, que bloquea la hormona luteinizante y se une a los receptores de los estrógenos, también se sabe que quizás la combinación de varios de sus componentes, ácidos grasos, esenciales, fitoesteroles, proteínas, vitaminas y minerales pueden contribuir a su efecto.    En cualquier caso, se ha usado por más de un siglo.  No es tóxico, ni mutagénico ni carcinogénico y es bien tolerado.  Se recomienda una dosis de 40 a 80 mgrs diarios y debe usarse por al menos 4 semanas antes de percibir sus efectos.
  • Hesperidina, Metil chalcona y Vitamina C. Este flavonoide proveniente de los cítricos muestra una potente actividad contra los síntomas de la menopausia, pues mejora la integridad vascular y reduce la permeabilidad capilar.
  • Ácido Ferúlico (Gamma Oryzanol). Este compuesto antioxidante se encuentra en muchas plantas, pero se obtiene generalmente del aceite del salvado de arroz.  Es efectivo para controlar síntomas de menopausia a una dosis de 300 mgr diarios.
  • Vitamina E.  Una dosis diaria de 400 a 1,200 UI de vitamina E natural (como tocoferoles y tocotrienoles mixtos) puede ayudar a aliviar los síntomas de los sofocos en algunas mujeres menopáusicas.
  • B vitaminas.  Este grupo de vitaminas solubles en agua puede ayudar a las mujeres a lidiar con el estrés de los síntomas de la menopausia.
  • Aceite de onagra. (Oenothera biennis).  Este aceite proviene de las semillas de una planta nativa de Norte América. Se consigue así o como EPO (por Evening Primrose Oil, su nombre en inglés).   Es una fuente de ácido gamma-linolénico (GLA), un ácido graso esencial que puede ayudar a influir en la síntesis de la prostaglandina E1 y ayuda a moderar los síntomas de la menopausia.
Te puede interesar:  ¿Cómo manejar el Estrés?

La Terapia de relajación puede ayudar a reducir la intensidad de los sofocos, si bien no la frecuencia.

Algunos consejos tradicionales como usar prendas de ropa de algodón ligera que puedan removerse fácilmente cuando sobreviene un sofoco, o evitar las comidas con especies, la cafeína o el alcohol también pueden ayudar a mitigar los efectos de los calores.

El ejercicio regular ayuda a disminuir tanto la intensidad como la frecuencia de los calores

En nuestro consultorio, formulamos frecuentemente suplementos como Meta Fem, Meta Balance, Climaterix y EPO isoflavonas, que contienen mezclas de los extractos mencionados.

Un elemento final, siendo este un tema complejo que atañe a tantas mujeres, vale la pena que cada una valore la escala de sus síntomas para medir en el tiempo cuáles van mejorando usando la escala de Kupperman.  Simplemente hay que calificar de 0 a 3, por escrito, el grado de severidad de los siguientes síntomas:

  • Calores
  • Sudores
  • Trastornos del sueño
  • Nerviosismo
  • Depresión
  • Fatiga
  • Vértigo
  • Artralgias o dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Taquicardia
  • Resequedad vaginal

En el caso del primer síntoma, los calores, el grado de severidad que cada una escriba debe multiplicarse por 4.  Los siguientes 3, se multiplican por 2.  El máximo que puede dar esta escala es de 51.

Usa esta escala para revisar si objetivamente los síntomas están cediendo o si un tratamiento u otro está siendo efectivo.

Como siempre, quedamos a disposición de quien quiera comentar algo.

Otros relacionados

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más