Tiempo de lectura: 2 minutos

Ritmo circadiano se llama en biología a las oscilaciones de ciertas variables de tipo de biológico durante el día.  Este ritmo también se conoce como ritmo biológico.

En síntesis:

1. En pocas palabras, el ritmo circadiano es el reloj interno de tu cuerpo. Operando en un ciclo de aproximadamente 24 horas  y se encarga del ciclo de sueño-vigilia jugando un papel importante en todo, desde la liberación de hormonas hasta la temperatura corporal.

2. El ritmo circadiano es el regulador natural del cuerpo de los patrones de sueño. Durante un período de 24 horas, el ciclo ocurre una vez y es quien controla la cantidad de melatonina que se libera en tu cuerpo.

3. La oscuridad hace que el cuerpo produzca melatonina, que le indica al cuerpo que se prepare para dormir y que regule el reloj de su cuerpo.

4. En la actualidad existen muchos factores que alteran el ritmo circadiano y muchos de los culpables son los dispositivos electrónicos: computadoras, teléfonos y tabletas, y estar cerca de fuentes de luz artificial antes del dormitorio.

Lo habitual es que el ritmo circadiano esté vinculado a modificaciones ambientales que también se desarrollan de manera rítmica.  De todas maneras, es un ritmo endógeno (interno) que puede reducir o incrementar la duración del intervalo de acuerdo al ambiente.

Los ritmos circadianos más fáciles de advertir son aquellos vinculados a la vigilia y el descanso y a los patrones alimenticios.  Una persona suele tener sueño o hambre siempre a un horario similar, ya que en su organismo se desencadenan diversos mecanismos por los ritmos circadianos.  Si un ser humano siempre almuerza a las 12, es posible que todos los días comience a sentir hambre a medida que se acerca esta hora.

Te puede interesar:  Acelgas salteadas

Los cambios o las interrupciones en los ritmos circadianos provocan diversos trastornos en la salud.  Los individuos que sufren insomnio y no pueden conciliar el sueño en los horarios acostumbrados, o que experimentan el trastorno conocido como jet lag al viajar muchas horas en avión y cambiar de huso horario, se enfrentan a distintos inconvenientes en su organismo.

En este contexto, se habla de trastornos del ritmo circadiano para definir la asincronía que tiene lugar entre las fases de vigilia y sueño en relación con el ciclo geofísico día/noche de nuestro planeta y los momentos en los cuales tenemos obligaciones tales como asistir al trabajo o a un centro de estudios, por ejemplo.  Una de las consecuencias del insomnio es la somnolencia diurna, la cual puede tener repercusiones muy serias en la vida cotidiana, como problemas de concentración, irritabilidad por encima de lo normal y depresión.

La falta de sueño durante la noche puede impactar de forma considerablemente negativa en nuestras actividades sociales y causar la pérdida de puestos de trabajo o el fracaso escolar, entre otras consecuencias.  Por eso, ante los primeros signos de somnolencia diurna se recomienda buscar ayuda profesional inmediatamente.

Entre los tipos de trastorno del ritmo circadiano se encuentran los siguientes:

Adelanto de fase

Con el paso del tiempo, especialmente a partir de los sesenta años de edad, los seres humanos comenzamos a mostrar un patrón muy particular con respecto a las horas de sueño, que se caracteriza por ir a dormir más temprano que antes y, en consecuencia, despertar también de manera precoz;

Retraso de fase

Es un síndrome que se distingue por la imposibilidad de comenzar el sueño a la hora habitual o en el momento deseado, así como la gran dificultad para levantarse por las mañanas y cumplir con los horarios impuestos por las obligaciones.  Cuando continuar durmiendo no es una opción, esto deriva en una disminución del período de sueño;

Te puede interesar:  ¿Qué cuidado en alimentación podemos tener en navidad y año viejo?

Irregularidad del ritmo vigilia-sueño

Se trata de una distribución muy desordenada de los períodos de sueño y vigilia, a lo largo de las 24 horas.  Si bien la cantidad de sueño total suele ser la normal, el problema reside en que se fragmenta y se dispersa a lo largo del día y la noche, lo cual repercute negativamente en el rendimiento a lo largo del día.  Por lo general, las siestas son numerosas y duran varias horas;

Mantener un ciclo circadiano normal ayuda a mantenerte sano.  Requiere proteger las horas de sueño, de alimentación y de otras actividades, es decir, darle ritmo a la vida y respetarlo la mayor parte del tiempo.

Otros relacionados

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más