Recetas

Pimentón asado

Tiempo de lectura: 1 minuto

Una lata de pimientos del piquín, o asados, es un lujo en estas latitudes.  Más barato -e igual delicioso- son los frascos de pimentones asados de preparación artesanal que se encuentran hoy en muchas tiendas vegetarianas.  Prepararlos es muchísimo más barato, a condición que se conserven en pequeñas cantidades, en frascos que al abrir se consuman rápidamente y la técnica de esterilización y envasado haya sido buena.  Deberías probar con 1 pimentón rojo de cualquier tamaño, para empezar. 

Lava 1 pimentón y tíralo en el horno a alta temperatura, por una media hora al menos.  Asegúrate que el calor quema la piel en varios lados y que se marchita.  Sácalo del horno y mételo en una bolsa, de papel o plástico.  Ciérrala y espera dos minutos o mejor aún, masajea el pimentón por fuera de la bolsa para arrancarle la piel.  El calor del mismo pimentón ayudará a que se le desprenda la piel.  Sácalo de la bolsa y quítale la piel todo lo que pueda. 

Abrelo por un lado y con una cuchara quítale todas las pepas del interior.  Córtalo en tiras y envásalo en un frasco con un diente de ajo machacado y un par de cucharadas de aceite de oliva.  Manténlo en la nevera. 

Sirve para mejorar cualquier plato.  Agrégalo a cualquier “bruscheta” de arepa o tortilla que estés pensando comer, a cualquier ensalada o también como aderezo a las tortillas de huevo con vegetales.

Otros relacionados

Health Coach del Institute for Integrative Nutrition de New York. Maia ayuda a las personas a encontrar un mejor equilibrio en salud y bienestar trabajando a través del estilo de vida y los problemas de la dieta de manera integral.

Te puede interesar:  Ensalada Libanesa

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más