Recetas

Leche de Coco casera

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hacer tu propia leche de coco es muy fácil, posiblemente es algo nuevo para ti pero es una receta encantadora porque su resultado es exquisito y único. 

Paso 1: Consigue un muy buen coco, ojalá el más grande que encuentres y que no tenga tanta cáscara exterior (o pelaje) así será más fácil partirlo.

Paso 2: Comienza sacándole el agua al coco. Localiza los huequitos que tiene (son tres puntos negros que forman como una carita) con un cuchillo pequeño abre en uno de esos huequitos, vierte el agua en un vaso y guárdala en la nevera, o mejor aún: bébela así fresca.

Paso 3: Ahora que tenemos el coco sin su agua solo resta partirlo. La manera más fácil es colocando el coco en la estufa a fuego lento y darle vueltas poco a poco para que se caliente uniformemente (esto hará que en menos de 5 minutos se quiebre solito) Ahora toma un martillo y golpéalo por toda parte (o sencillamente arrójalo al piso para que se abra por completo)

Paso 4: Retira la pulpa del coco con un cuchillo (mejor que no tenga filo) solo vamos a hacer presión para que se separe la pulpa de su cáscara.

Paso 5: Coloca los pedazos del coco en la licuadora (ojalá pedazos pequeños) y vierte 3 vasos de agua. Licúa durante un ciclo completo o por 2 minutos.

Paso 6: En este momento tendremos la primera tanda del extracto del coco, solo debes tamizarlo o colarlo y presionar muy bien hasta que el afrecho quede seco.

Paso 7: Coloca el afrecho restante en la licuadora y agrega esta vez 2 o 3 vasos de agua (es importante tener en cuenta el tamaño del coco, todos son de distintos tamaños y su pulpa muchas veces también es delgada o gruesa). Licúa nuevamente.

Te puede interesar:  Cómo preparar un Coq au vin

Paso 8: Repite el mismo proceso del paso 6 (tamizar) hasta que el afrecho quede totalmente seco y listo.

Paso 9: ¡Ya tienes leche de coco! Es aconsejable que se guarde en un recipiente de vidrio y al fondo de la nevera (el lugar más frío y no en la puerta) para que pueda durar la leche entre 3 a 4 días.

Nota: Cada coco es un universo distinto, de algunos se extrae leche muy dulce, de otros leche con un sabor neutro de coco, solo basta que experimentes.

Disfruta la leche de coco que acabas de hacer con tu chocolate, café, granola e incluso, prepara unas deliciosas recetas como arroz con coco y pescados.

¿Te quedó una duda? En este video te mostramos todo el proceso, ¡anímate!

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más