Tiempo de lectura: 1 minuto

Así se conoce este plato árabe que no es más que una crema de garbanzos con tahinni.  Se usa para acompañar casi cualquier plato y para preparar los emparedados conocidos como Gyros y los kebabs, esas versiones de comida rápida tan populares en las ciudades árabes.

Ingredientes:

      • 1 lata de garbanzos (precocidos) o 2 tazas de garbanzos cocidos
      • 4 dientes grandes de ajo
      • 3 limones
      • 4 cucharadas de tahini

Preparación:

Lava los garbanzos al abrir la lata y ponlos en la licuadora.  Muchísimo mejor si se preparan desde cero, remojándolos por una noche y cocinándolos en la olla a presión por al menos 25 minutos.  Si están bien cocidos y blandos, escúrrelos y úsalos cuando no estén ya calientes. 

Agrega el ajo, el tahini y el limón y media taza o más de agua tibia o caliente y, con paciencia, licúalo todo.  Puedes necesitar parar y remover con la cuchara el fondo del vaso de la licuadora, pero en algún momento, debería girar la mezcla y licuarse toda.  Si no sucede, hay que agregar agua.  

Pruébala y agrégale sal, o más limón, o más tahini, o más ajo según tu gusto.  Si lo preparas horas antes de la comida, tápalo en la nevera.  Al servir, conviene rociarlo con aceite de oliva, adornarlo con rajitas de cebolla blanca o espolvorearle polvo de sumac.  Se conserva mejor cuando se tapa, se cubre con aceite y se deja en la nevera.

Otros relacionados

Health Coach del Institute for Integrative Nutrition de New York. Maia ayuda a las personas a encontrar un mejor equilibrio en salud y bienestar trabajando a través del estilo de vida y los problemas de la dieta de manera integral.

Te puede interesar:  Cúrcuma

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más