Tiempo de lectura: 2 minutos

Prevenir el Cáncer

El cáncer se desarrolla cuando se cumplen al menos 3 condiciones: 1. se genera un error en el DNA por una mutación y nace una célula anormal, 2. la célula se reproduce en un medio ácido y 3.  el sistema inmune, encargado de atacarla, la deja pasar.

En las 3 condiciones importa mucho el estilo de vida, especialmente la dieta (1)(2).

Ya sea que quieras prevenir la aparición de un cáncer o tengas declarado uno, cambiar de régimen de vida puede servirte, aún si eliges tratarte con cirugía, quimio o radioterapia (lo que en general es muy recomendable).

Significa que debes mejorar la alimentación y evitar la toxicidad.  Estas simples guías le ayudan a nuestros pacientes a aclarar qué hacer:

Mejorar la Alimentación

  • Consumir alimentos orgánicos, preparaciones caseras; dieta vegetariana y fuentes de fibra vegetal
  • Aumentar mucho los zumos de verduras (cada hora un vaso)
  • Aumentar el consumo de antioxidantes recomendados (no-enzimáticos): Vitamina C, E, carotenoides, selenio, complejo B, minerales
  • Consumir verduras Crucíferas (brócoli, coliflor, repollo, repollitas de Bruselas)
  • Aumentar alimentos ricos en potasio y magnesio
  • Puedes consumir leches vegetales como soya, de almendras, de avena, de ajonjolí, etc
  • Usar solo aceite de coco o ghee para cocinar; consumir aceite de linaza
  • Consumir mucha agua (destilada o filtrada): 8 a 10 vasos
  • Reforzar el sistema inmune con el consumo de ajo, cebollas, frutas y vegetales
  • Aumentar el consumo de productos de soya

Evitar la Toxicidad

  • Evitar los alimentos con aditivos como la comida procesada, las gaseosas, los jugos de caja o botella, los alimentos de paquete, la comida chatarra, la salsa de tomate comercial, los caldos de gallina, las sopas de paquete, la dulcería y la galletería)
  • Reducir la exposición a químicos (en elementos de aseo, cosméticos, perfumes)
  • Evitar la exposición a pesticidas y herbicidas
  • No usar el horno microondas
  • No usar botellas y utensilios de plástico
  • Extraerse las amalgamas de la dentadura (el mercurio es tóxico)
  • No consumir antiácidos con aluminio (hidróxido de aluminio)
  • Evitar la leche de vaca y todos sus derivados, incluida la leche en polvo
  • Evitar las grasas de origen animal, las grasas o aceites comerciales y las margarinas
  • Suspender el uso de utensilios de aluminio en la cocina
  • Reducir la exposición al electromagnetismo: retirar aparatos eléctricos de la habitación, alejar la cama de las tomas eléctricas, usar filtros para electromagnetismo en los tomas eléctricas, vivir alejado de antenas de radio, TV, telefonía y de cables de alta tensión
  • Evitar el humo de cigarrillo (tiene cadmio y plomo)

Director Médico de Vitapp.

Te puede interesar:  ¿Por qué eliminar el azúcar y los carbohidratos de nuestra alimentación?

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más