Tiempo de lectura: 1 minuto

La cúrcuma es otra especia muy saludable.  Pero si no tienes mucha experiencia con ella, deberías tener en cuenta algunas cosas:

1. Que se consigue fresca, y venden la raíz, pero también en polvo, que si es puro no deja una nata blanca en la superficie cuando se intenta disolver en agua

2. Que para que no se elimine tan rápido en el hígado hay que consumirla con algo de pimienta negra

3. Que su disponibilidad y absorción aumentan si se calienta y se consume con algún aceite saludable

4. Que cuando se consume por razones de salud la cantidad diaria debe ser alrededor de 1 a 3 gramos, fresca o en polvo.

Prepara entonces este aderezo y mantenlo siempre listo para añadir a sopas, ensaladas, arroces u otros platos.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cúrcuma en polvo o en rizoma, rallado
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 4 cucharadas de aceite de oliva o de coco

Preparación:

Calienta todo en la sartén antes de consumirla como aderezo.  Comienza agregándoselo a una sopa, o un arroz o un plato de verduras.  Pronto encontrarás a qué más agregárselo. 

Se puede agregar a las cremas de verdura (de zanahoria, batata, calabaza o una mezcla de ellos), al curry, o hasta a los huevos revueltos. 

Otros relacionados

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Te puede interesar:  Hummus

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más