Tiempo de lectura: 2 minutos

El estrés es una parte integral del diario vivir, y aunque el estrés por sí mismo no constituye una experiencia negativa, el estrés prolongado puede dañar el sistema inmune, las adrenales y el corazón.

La reacción de cada persona frente a un mismo agente estresante puede ser negativa o positiva.  Debido a que todos reaccionamos de manera diferente a los mismos estresores, es importante ser conscientes del nivel aproximado de estrés en tu vida.

Algunas maneras poco saludables de reaccionar al estrés incluyen sobrealimentarse, fumar, beber alcohol o consumir drogas.  Afortunadamente, una persona cuenta con maneras más saludables de lidiar con el estrés, como el ejercicio, la meditación, los ejercicios de respiración, las rutinas de manejo efectivo del tiempo, una dieta saludable y trabajar para mejorar las relaciones significativas para su vida.

Ejercicio.  Un programa de ejercicio regular ayuda a generar un mayor sentido de bienestar, además de un mayor nivel de energía, un sueño de mejor calidad y una mayor capacidad de adaptación al estrés.  Un programa cardiovascuar, el yoga, el tai chi o un simple caminata diaria son ejemplos de los tipos de ejercicio que pueden ayudarte a desestresar tu vida.  Mira nuestras rutinas de ejercicio si necesita ideas para comenzar un programa de ejercicio.

Meditación.  Es muy difícil calmar tu mente y tu cuerpo cuando estás bajo los efectos del estrés, a menos que hayas desarrollado alguna técnica de relajación, como la meditación, la respiración o la oración.  Sólo necesita 5 minutos diarios para comenzar a mejorar tu respuesta al estrés. Hay cientos de libros que pueden ayudarte a aprender estas técnicas.  Lo importante es que consigas desarrollar un programa que te sirva, practicándolo quizás 5 minutos cada mañana antes de la ducha.  Los ejercicios de respiración pueden acompañar a la meditación o constituir una técnica de relajación en sí misma.

Te puede interesar:  7 formas naturales y efectivas que te ayudarán a reducir la ansiedad y el estrés

Cotidianeidad.  Aprender a manejar efectivamente el tiempo, organizando y estableciendo prioridades en tus actividades diarias, o mejorar tu habilidad de comunicarte en tus relaciones familiares o laborales, puede ayudar a mejorar tu calidad de vida al reducir tu carga de stress.

Una Dieta Saludable.  Muchos alimentos de consumo frecuente no ayudan a tu cuerpo a soportar el estrés.  Comer alimentos con alto contenido de nutrientes ayuda a manejar el estrés de una manera más positiva.  Es muy importante restringir el consumo de azúcares refinados, harinas y almidones, cafeína, alcohol y otros alergenos conocidos.  Los granos enteros, integrales, las legumbres, las nueces, los ácidos grasos esenciales y la proteína de calidad que sea baja en grasas saturadas son parte de una dieta saludable, rica en nutrientes.

El estrés prolongado puede llevar a un agotamiento de tus glándulas adrenales, las cuales juegan un papel importante en el manejo del estrés.  La fatiga adrenal conduce a un círculo vicioso que incluye depresión, fatiga, sentimientos de ansiedad y una menor resistencia a la enfermedad.  Una manera de evitar esta fatiga adrenal es comenzar a incorporar algunas de estas técnicas de manejo del estrés.

Tomado del Institute for Functional Medicine, 2014

Otros relacionados

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más