Tiempo de lectura: 2 minutos

¡Estamos en época de gripas! Y una buena alimentación puede ayudarnos a mantenernos sanos.

Al notar los primeros signos de una gripa como picazón en la garganta acompañado de congestión, goteo nasal, estornudos frecuentes, fatiga, dolores corporales y escalofríos, tos… un modo eficaz de protegernos es tomar un suplemento de zinc y vitamina C en alta dosis durante una semana; se recomienda 60-90 mg de Zinc y 1000-3000 mg de Vitamina C al día.  Estos suplementos son sobre todo importantes antes de que la gripe esté desarrollada, evitará que florezca.

En un estudio, el 85% de las personas pueden reducir los síntomas de la gripa al consumir Vitamina C ( 1 ), y un metaanálisis publicado en junio de 2011 concluyó que los suplementos de zinc reducen la duración de los síntomas de la gripa en un 12% a 48% ( 2 ).

Pero cuando es tarde y la gripa ya se manifestó, podemos seguir tomando los suplementos, junto con Vitamina C en forma de frutas cítricas como limón, mandarina y naranja.

Esta infusión nos ayudará bastante a subir las defensas (3):

  • 1 litro de agua
  • 10 cm de jengibre en láminas
  • Jugo de 2 limones
  • 1 cuchara de miel de abejas (o según gusto)
  • (5 flores de Jamaica)

Preparación: Hierve el agua con jengibre en láminas (y unas flores de Jamaica) durante unos 10 minutos.  Luego mezcla la miel de abejas y el jugo de limón en una taza y vierte el líquido caliente encima.

Toma 1-2 litros de este té a diario.

Además, comer alimentos anti-inflamatorios nos puede traer beneficios (4)(5), sobre todo para no enfermarnos. Entre los mejores alimentos encontramos, por ejemplo:

  • Las hojas verdes (espinaca, rúgula, acelgas, mostaza, col rizada, lechuga o cualquiera otra)
  • Apio y remolacha
  • Bayas (fresa, mora, arándano, uchuva, agraz, frambuesa, etc.)
  • Vegetales crucíferos (brócoli, coliflor, col, repollo, col de bruselas, pak choy etc)
  • Ajo, jengibre, cúrcuma, canela
  • Semillas de linaza y chía
  • Aceite de coco
  • Té verde
  • Chocolate oscuro (70% o más)
  • Un caldo hecho con huesos
Te puede interesar:  ¿Qué es comer sano?

Cuando tenemos gripa, nuestro cuerpo se encuentra combatiendo una infección.  Es por eso que comer los alimentos anteriormente mencionados ayuda a nuestro cuerpo en esta batalla.

¡Recuerda! Elige alimentos anti-inflamatorios en lugar de otros que provocan inflamación como el azúcar, la harina refinada y los lácteos.

No olvides “escuchar” a tu cuerpo: dale todo el descanso que necesita y duerme siempre suficientes horas (para la mayoría entre 7-9 horas y más durante una enfermedad). (6)

En caso de que te sientas muy enfermo para comer sólidos, bebe agua y otros líquidos en grandes cantidades como caldos de huesos y jugos frescos que te aportan nutrientes importantes.

Si tienes tos, toma una cucharadita de miel y mézclala con canela, tómala 3-4 veces al día.  Funciona mejor que la mayoría de jarabes hechos para el propósito. (7)

Por último, recuerda la importancia de lavarte las manos.

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más