Tiempo de lectura: 1 minuto

El coliflor está en el rincón de las verduras que mucha gente no quiere, por el sabor que desprende cuando se hierve y por la flatulencia que provoca.  Ambas tienen remedio y deberíamos resolverlo, pues es fuente, como otras brásicas (repollo, repollitas de bruselas y brócoli), de al menos dos compuestos de importancia en la prevención del cáncer: DIM (diindolilmetano) y sulforafano.  En este caso, las razones de salud son de mucho peso.

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • aceite de oliva
  • cilantro
  • yerbabuena
  • limón
  • mostaza
  • sal marina
  • pimienta

Preparación:

Hornea una coliflor en láminas de 1 cm de grueso; rocíalas con aceite de oliva, sal y pimienta y si quieres alguna hierba.  Hornea al calor alto unos 10-15 minutos hasta que tengan buen color pero todavía estén crujientes. 

Sirve con una vinagreta de hierbas frescas (cilantro y hierbabuena licuado con limón, mostaza sin azúcar y aceite de oliva)

Otros relacionados

Health Coach del Institute for Integrative Nutrition de New York. Maia ayuda a las personas a encontrar un mejor equilibrio en salud y bienestar trabajando a través del estilo de vida y los problemas de la dieta de manera integral.

Te puede interesar:  Guacamole

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más