Tiempo de lectura: 1 minuto

Añade una cualquiera de estas verduras a tu arroz: espinaca, arrúgula, coliflor, berenjena, zanahoria, alverja, alcachofa, espárragos, cebolla, o cualquier verdura que desees. 

En general, el momento de agregarlas crudas es cuando el arroz, preparado normalmente, está cerca de secarse y uno piensa bajar el fuego y taparlo para que abra.

Esta receta puede hacerse igual con arroz integral, pero recordando que se necesita 1 taza más de agua.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz
  • 1 taza de la verdura deseada, cortada en trocitos y frita en poquísimo aceite
  • 1 tallo de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de pimentón
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de aceite
  • sal marina

 

Preparación:

Calienta el aceite y agrega el ajo machacado o la cebolla picada finamente, y el trozo de pimentón.  Sin dejar dorar, agrega el arroz seco y la sal.  Revuelve por 1 minuto.  Agrega el agua y la verdura (frita previamente) y deja hervir.

Cuando esté secando, revuelve el fondo y tapa, bajando el fuego por otros 10 minutos.  Sirve.

Otros relacionados

Health Coach del Institute for Integrative Nutrition de New York. Maia ayuda a las personas a encontrar un mejor equilibrio en salud y bienestar trabajando a través del estilo de vida y los problemas de la dieta de manera integral.

Te puede interesar:  Risotto de espárragos

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más