Tiempo de lectura: 2 minutos

Retirar, Reemplazar, Reinocular, Reparar, Reequilibrar

Las cinco “R”

Un sistema digestivo que funcione correctamente es fundamental para una buena salud.  De hecho, los problemas con el tracto gastrointestinal (GI) pueden causar más que dolores de estómago o diarrea.  Los problemas gastrointestinales pueden ser la base de varios otros problemas de salud crónicos que parecen no estar relacionados con la salud digestiva, incluyendo enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y la diabetes tipo 1, problemas de la piel tales como el eczema y el acné rosácea y las enfermedades del corazón (para sólo nombrar unos pocos).

Así, en resumen, ¿cómo podemos hacer frente a todo lo que puede ir mal “ahí abajo”? En Medicina Funcional usamos un programa que se conoce con el acrónimo sencillo de las “5 R: Retirar, Reponer, Reinocular, Reparar, Rebalancear.  Cuando se aplica a diversos problemas crónicos, el programa 5R puede conducir a una mejoría espectacular en los síntomas, incluso a la resolución completa del problema.  Los elementos del programa 5R se describen brevemente a continuación.

Puedes hacerlo solo con nuestra guía… notarás la mejoría en pocos días:

Retirar

Retirar los factores que causan estrés: deshacerse de cosas que afectan negativamente al medio ambiente del tracto gastrointestinal, incluyendo alimentos alergénicos y parásitos u otros bichos, tales como bacterias o levaduras (1).  Esto podría implicar el uso de una “dieta de eliminación de alergenos” para saber qué alimentos están causando síntomas gastrointestinales o puede implicar tomar medicamentos o hierbas para erradicar un microorganismo en particular.

Reponer

Reponer las secreciones digestivas: volver a agregar cosas como las enzimas digestivas, ácido clorhídrico y ácidos biliares que son necesarias para la digestión apropiada y que pueden verse comprometidos por la dieta, medicamentos, enfermedades, envejecimiento u otros factores del momento (2)(3)(4).

Te puede interesar:  Dieta Anti-Cándida

Reinocular

Volver a sembrar las bacterias y levaduras que son parte de una flora normal. Ayudar a que florezcan las bacterias beneficiosas ingiriendo alimentos probióticos o suplementos que contienen las llamadas “buenas” bacterias gastrointestinales, tales como las bifidobacterias y las especies de lactobacillus, y consumiendo alimentos ricos en fibra soluble que les gusta a las buenas bacterias, los llamados “prebióticos . (5)(6)

Los probióticos son microorganismos beneficiosos que se encuentran en el intestino, que también son llamados “bacterias amistosas.”  El uso de antibióticos mata las bacterias buenas y malas.  Se necesitan probióticos en forma de suplementos o alimentos para volver a inocular el intestino.  Los alimentos fermentados, como el yogurt, el miso, el tempeh, el chucrut, las chichas, jugos fermentados y las salsas de ají caseras y otros alimentos son fuentes de probióticos.

Los prebióticos son ingredientes alimenticios no digeribles que estimulan selectivamente el crecimiento de microorganismos beneficiosos que están en el colon.  En otras palabras, los prebióticos alimentan a los probióticos.  Los prebióticos están disponibles en muchos alimentos que contienen una fibra llamada inulina, incluyendo alcachofas, ajos, puerros, cebolla, achicoria, tofu y otros productos de soya.  Cereales como la cebada, lino, avena y trigo son también buenas fuentes de prebióticos.  Otra buena fuente prebiótica es un suplemento llamado “fructooligosacárido” o FOS. (7)

Rebalancear

Ayudar al revestimiento del tracto GI a repararse a sí mismo mediante el suministro de nutrientes esenciales que a menudo pueden estar escasos en una enfermedad, como zinc, antioxidantes (por ejemplo, las vitaminas A, C y E), aceite de pescado y el aminoácido glutamina.

Reequilibrar

Prestar atención a los estilos de vida – el sueño (8), el ejercicio (9) y el estrés (10) pueden afectar el tracto GI. Puede implicar mejorar la producción del neurotransisor acetil colina, mediante un aporte adicional del colina.

Te puede interesar:  Qué comer si tienes Cáncer

Traducido del Toolkit del IFM por Vitapp, 2016

Otros relacionados

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar