Tiempo de lectura: 4 minutos

La vida puede ser tan complicada y difícil como nosotros lo permitamos.

Por supuesto que todos queremos ser felices.  Anhelamos la serenidad, el descanso y la paz.  Pero a veces no hay forma de evitarlo: el estrés nos consume en diferentes momentos de nuestros días. Todos sabemos lo que es: tensión en todo nuestro cuerpo, preocupación interminable y una ansiedad que es difícil de detener.

Todos quisiéramos agitar una varita mágica y que el estrés y los problemas desaparezcan, pero lo que sí podemos hacer es tomar ciertas medidas para no sólo sobrellevar el estrés, sino transformarlo: el estrés puede ser nuestro aliado.

Tenemos el poder sobre nosotros mismos, podemos controlar nuestra salud, nuestro bienestar, nuestro estado mental, nuestro matrimonio, nuestra carrera y nuestra felicidad.  Esto sucede cuando nos damos cuenta que lo podemos hacer por nosotros mismos.

Existen cuatro áreas en nuestras vidas que se pueden saturar, como: nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestro hogar y nuestras relaciones.  Aquí exploraremos 22 maneras en las que podemos calmar nuestra mente, cuerpo, espacio físico y relaciones.  Se basa en técnicas que han practicado muchas personas exitosas alrededor del mundo y les ha funcionado bien.  Explora qué puedes hacer hoy para mejorar cada momento de tu vida y ponlo en la práctica.

1. Comienza el día con un vaso grande de agua con limón a temperatura ambiente.

Es una excelente manera de eliminar toxinas, prevenir enfermedades y ayudar a limpiar nuestro sistema de impurezas.  Simplemente hazlo… Notarás una diferencia en tu piel, tu cuerpo y tu digestión te lo agradecerá (1)(2).

2. Planifica toda tu semana el domingo, así como puedes planear tu día siguiente la noche anterior.

Puedes hacerlo incluso desde la cama, echando un vistazo a tu calendario en tu celular. Despertar a una lista de tareas pendientes e inesperadas que pasaste por alto, puede ser muy desconcertante.  Unos simples 20 minutos para planificar tu semana o tu día siguiente pueden hacer la diferencia.

3. Si ves que tu semana está totalmente saturada de citas y pendientes, revisa lo que puedes reprogramar para otro momento más tranquilo.

Asegúrate de que el 85% de tus compromisos sean realmente compromisos necesarios.  Eso significa que puedes comenzar a eliminar compromisos innecesarios de tu agenda. Aquí comenzarás a aprender qué realmente impacta en tu vida y qué no.  Practica el arte de decir “no” a las cosas que no te traen felicidad y satisfacción.

4. Deja a un lado lo que no es absolutamente necesario.

De seguro lo superarás y tal vez el próximo mes tengas tiempo, pero recuerda: enfócate en lo importante en tu vida.  Si es posible, haz un “check-in” con las personas que amas diariamente, de lo contrario, cada dos días.  Eso significa mejorar tus relaciones con las personas más cercanas a ti, como tu pareja, tus hijos, tus padres y amigos.  Simplemente te “registras” con ellos.

Con tu pareja: Llámala en algún momento del día, así sea durante la hora de almuerzo o cuando acabas de salir del trabajo.

Te puede interesar:  10 recomendaciones de higiene del sueño

Con tus hijos: Todas las noches antes de acostarte ve al cuarto de ellos y pregúntales algo sobre su día ¿algún suceso asombroso? ¿Algo que querían compartir?, etc.

Con tus padres: Visítalos y llévales algo que les alegre la vida.  Por las noches entre semana o los domingos, busca espacio para compartir con ellos.

Con tus amigos: Escríbeles a diario y una que otra llamada sería de maravilla.  Un meme puede liberar tensiones y alegrar el día.

5. Crea tu propio espacio de trabajo.

Esto significa que, al final de todos los días, tómate el tiempo para ordenar tu escritorio, para que la mañana siguiente la recibas calmadamente (3).

6. Haz ejercicio, el que sea.

Caminar, correr, montar en bicicleta, yoga, pilates alzar pesas… comprométete a hacer actividad física al menos tres veces por semana, durante una hora.  Si tienes muy poco tiempo, realiza una rápida caminata durante 30 minutos, haz 20 flexiones de brazos, 20 de pecho y 20 sentadillas.  Eso es todo; solo necesitas decisión y motivación.

7. Prepara tus snacks saludables para la semana cada domingo.

Prepara algunas frutas y nueces, almacénalas en recipientes de vidrio y llévalas a la oficina.  Te recomendamos algunas almendras, maní, pedazos de coco, frutillas, etc.  Esto hace que sea más fácil tu día a día cuando tienes antojos.

8. No lleves “basura” a la casa.

Libera tu nevera y despensa de comida chatarra, sodas, galletas y demás alimentos sobre-procesados y empacados.  Compra algo saludable y mantenlo siempre en tu hogar.  Haz que los antojos y la comida chatarra solo existan fuera de tu casa.

9. Programa el tiempo para salir con tus amigos.

Por lo menos una vez al mes.  Comprométete a almorzar, tomar un café o cenar con tus amigos.  Son parte necesaria de tu existencia, saca el tiempo y deja de dar excusas.  Es como ir al gimnasio; primero crees que no tienes tiempo, pero nunca lo lamentas al finalizar tu entrenamiento.

10. Toma un baño por la noche y prepara una taza de té de hierbas.

Después de que tus hijos se van a la cama y las labores del día hayan terminado, toma un baño caliente con lavanda y termina con una cálida y reconfortante taza de té sin cafeína. Esto te ayuda a mejorar tu estado de ánimo para la noche y te calma (4)(5)(6).

11. Sé voluntario y haz una buena obra.

Siempre que puedas.  Encuentra algo significativo y ayuda a alguien que lo necesita, verás cómo es de gratificante.  Una forma maravillosa de enfocar tu mente en cosas totalmente ajenas a ti, a tu familia, a tu trabajo… en definitiva: te da una nueva percepción de la vida (7)(8).

12. Obtén 30 a 45 minutos de aire fresco fuera de la ciudad.

Con 7 días a la semana 365 días al año, no hay excusas para darte un pequeño paseo por un pueblo cercano de la ciudad y poder respirar el aire de campo.  Relájate y siente el sol en tu rostro, esa vitamina D que tanto necesitamos en ciudades frías será un alivio para tu vida.  Si no te gusta viajar, lleva a la oficina un par de tenis y sal a correr o simplemente a la hora del almuerzo toma el sol y camina un rato.

Te puede interesar:  Introducción a la meditación

13. Planifica tu atuendo y las comidas la noche anterior.

Aprovecha la noche anterior para hacer la comida y dejarla lista en la nevera.  Incluso, prepara cada noche la ropa que vas a usar al día siguiente.  Verás cómo tus mañanas serán menos frenéticas cuando todo lo que tienes que hacer es levantarte, cepillarte los dientes, desayunar y salir al trabajo.  Comenzar el día a paso agitado, haciendo todo desde cero, no es la mejor idea para tener un día tranquilo.

14. Si tienes espacio en tu corazón, haz tiempo para el romance.

Sal con tu pareja o si prefieres, haz una deliciosa cena a la luz de las velas con ella.  Pues una pareja muchas veces es un gran apoyo en momentos difíciles.  Comprométete y cuida de ella y sean buenos el uno con el otro.  Esto no cuesta nada (9).

15. Aprende a amar la música.

Viaja en transporte público con música, trabaja con música, lava los platos con música, dobla la ropa con música… Cualquier tipo de música, la que más amas y te hace sentir feliz.  No importa si es música suave y relajante, R&B, hip-hop o heavy metal, todas traen muchos beneficios fisiológicos para nuestros niveles de serotonina y estado de ánimo. Acuéstate en la cama y haz el amor con música (10).

16. Vive el momento.

Enfocarte en el aquí y el ahora te traerá calma.  Es un concepto simple pero poderoso, pues nuestra ansiedad sólo se instala cuando la mente está dispersa y se aleja del momento presente.  Toma práctica lograrlo, pero funciona.

17. Simplifica.

Todo. Eso significa simplificar cosas como el uso de internet para pagar cuentas.  Paga una persona que te ayude a limpiar en lugar de pagar un restaurante.  Reduce gastos y así bajarás tus deudas.  Invierte en cosas que simplifiquen tu vida.  Te dará más libertad y te aliviará el peso de la vida cotidiana.  Simplificar las cosas te traerá paz.

18. Lee tanto como puedas.

Un libro (11).  Una revista.  Un periódico.  Una novela de amor.  Sólo lee.  Comprométete a leer.  En unas ocasiones, lee para educarte o informarte y en otras, lee algo que te distraiga por una hora.  La lectura transforma tu vida .

Tomado y adaptado de http://womenonthefence.com/, 16 February, 2017 | Women on the Fence. Érica Diamond

Director Médico de Vitapp.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar

Leer más